domingo, 16 de octubre de 2011

Camahueto

Es un gigantesco animal, imaginario, armado de fuertes garras y agudísimos dientes, de enorme fuerza y gran belleza. Nace en los ríos y en ellos vive, hasta que crecido emigra al mar. Es de una vivacidad extraordinaria. Come la gente y tiene poder para cambiar, variar el tiempo a su amaño. Los brujos, cuando visitan regiones distantes, hacen el viaje sobre su lomo. Para cogerlo, se necesitan fuertes cables de sargazo, los únicos que el monstruo no puede cortar. Es símbolo de la fuerza, pues la posee tan extraordinariamente que puede arrancar de sus cimientos medio cerro y arrastrarlo consigo al mar.
Es, además, animal de virtud, la cual se encierra en sus dos cuernos, que chispean como oro. Existen Camahuetos unicornios y bicornios.
Se ambiciona su cuerno, el que sirve para preparar medicinas.



Solamente brujos especialistas, laceros, pueden cazarlo, laceándolo con un lazo de sargazo. En seguida proceden a extirparle el cuerno o los cuernos y hecho esto, lo sueltan al mar.
Basta enterrar un trozo pequeño de este cuerno para que inmediatamente empieza a desarrollarse un nuevo Camahueto. El nuevo Camahueto alcanza su completo desarrollo a los 25 años de plantado.
Desde los primeros años se nota en el terreno la aparición de una vertiente de agua cristalina que crece paulatinamente, haciéndose arroyuelo y finalmente arroyo a los 25 años. Entonces sale el Camahueto y corre hacia el mar, destruyendo cuando encuentra a su paso y abriendo un profundo surco y arrastrando consigo troncos y trozos grandes de tierra. Si el dueño del terreno donde se está desarrollando el Camahueto se da cuenta del peligro que le amenaza a su propiedad, busca un brujo que vaya a lacear al animal oportunamente. Acude al lugar el insigne lacero, previo pago de sus honorarios y procede, a solas, a enlazar al Camahueto con un lazo de sargazo. Le saca el cacho y después lo lleva cabestreando al mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario